Inicio Actualidad El programa de prácticas universitarias en el medio rural duplica su presupuesto...

El programa de prácticas universitarias en el medio rural duplica su presupuesto y se extiende a municipios de hasta 5.000 habitantes

Manuel Rando, Susana Traver, Ángela Alcalá y Nieves García.
La Diputación de Teruel (DPT) y la Universidad de Zaragoza (Unizar) refuerzan el proyecto “Desafío Arraigo Teruel”, conocido como “Erasmus Rural”, para la realización de prácticas universitarias en el entorno rural de la provincia por parte de estudiantes y recién titulados. La convocatoria de 2022, que ya está abierta, es la segunda edición, y cuenta con el doble de financiación por parte de la DPT respecto al año anterior, pasando de 20.000 a 40.000 euros. Además, este año se abre a los municipios con hasta 5.000 habitantes, a diferencia del primer año cuando se dirigió a los de menos de 1.000.
El presidente de la DPT, Manuel Rando, la diputada de Educación e Igualdad de la DPT, Susana Traver, la vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la Universidad de Zaragoza, Ángela Alcalá, y la directora de Orientación y Empleo de la Universidad de Zaragoza, Nieves García, han presentado los detalles del programa de 2022. Según ha indicado Manuel Rando, este proyecto “es una vía para que los profesionales, además de conocer el medio rural y trabajar en él, se puedan plantear en un futuro próximo tener su vida y realizar sus proyectos en la provincia de Teruel”.
La DPT y Unizar dan continuidad a “Desafío Arraigo Teruel” dada la buena acogida en su primer lanzamiento, en el que siete jóvenes pudieron realizar sus prácticas universitarias en la provincia y cinco titulados turolenses tuvieron la oportunidad de trabajar cerca de sus domicilios, de entre las 200 solicitudes para la provincia de Teruel recibidas de estudiantes y 30 de posgraduados (de un total de 2.000 a nivel regional). Para ello, participaron empresas e instituciones de varios municipios con menos de 1.000 habitantes, tras recibir el interés de 50 empresas, entidades y administraciones públicas.
Este programa ha servido de referencia a nivel nacional, ya que “ha sido modelo para el Ministerio de Transición Ecológica, donde se han firmado diferentes convenios replicando este proyecto, denominándolo campus rural”, ha detallado la vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la Universidad de Zaragoza, Ángela Alcalá, quien ha destacado que con “Desafío Arraigo Teruel” se aprenden competencias transversales, “adquiridas al convivir, además de trabajar, en el entorno, y es una simbiosis porque la gente también aprende de los jóvenes”.
La diputada Susana Traver ha hecho referencia al éxito del programa y al principal problema al que hace frente, como es la dificultad para encontrar vivienda de alquiler. “Por ello este año nos planteamos que puedan dormir en una localidad que esté a menos de 20 kilómetros del municipio donde se encuentra la empresa”, ha explicado. Por otro lado, ha destacado que el programa ha sido valorado con una nota de 9 sobre 10, tanto desde el punto de vista de las entidades como el de los estudiantes.
De 1.000 a 5.000 habitantes
Ahora, el proyecto de 2022 aumenta el límite de población y promueve la realización de prácticas para estudiantes y recién graduados (en los últimos tres cursos académicos) de la Universidad de Zaragoza en municipios con menos de 5.000 habitantes, dando prioridad a los más pequeños.
En él pueden participar las empresas que tengan menos de 50 empleados, con el objetivo de contribuir al reequilibrio territorial incentivando la llegada de capital humano al medio rural para dinamizar su tejido productivo, social e institucional. La DPT difundirá el proyecto entre los agentes socioeconómicos de la provincia, como Agentes de Empleo y Desarrollo Local, Grupos LEADER, asociaciones empresariales o sindicales.
La directora de Orientación y Empleo de la Universidad de Zaragoza, Nieves García, se ha mostrado satisfecha por la acogida por parte de las entidades turolenses, y ha indicado que este año ya ha contabilizado más de 40, “cada vez más entidades creen que este programa interesa al territorio y les interesa a ellas, y también cada vez son más estudiantes los que quieren hacer las prácticas en Teruel, lo que nos dice que quieren tener una oportunidad laboral dentro del territorio”, ha dicho.
La Universidad de Zaragoza, a través del Servicio de Orientación y Empleo, Universa, seleccionará a los estudiantes y recién titulados, adaptando su perfil a las necesidades de las empresas e instituciones, teniendo especial sensibilidad hacia aquellas radicadas en pequeños municipios. Las tareas de gestión de una práctica se han estimado en 8,5 horas por universitario y mes realizado de prácticas. Por ello, Unizar aporta 8.032 euros, computándose únicamente los costes de personal directo asociado a la realización de las prácticas. Se estima que en esta convocatoria se cubran un total de 24 plazas, el doble que el año anterior.
Infografía con detalles del programa.
En el caso del programa Desafío, las prácticas tendrán una duración mínima de 150 horas y una máxima de 320 horas. Ofrecen manutención de 20 euros al día y una bolsa de ayuda de 750 euros al mes con alta en la Seguridad Social. Los gastos de alojamiento, en la zona de realización de las prácticas, están cubiertos.
En el caso del programa Arraigo, las prácticas tendrán una duración máxima de 350 horas. El titulado debe estar vinculado con el territorio y acreditar residir a una distancia inferior a 100 kilómetros del destino escogido. Ofrece una bolsa de ayuda mensual de 750 euros al mes con alta en la Seguridad Social, además del pago de los desplazamientos.
Las entidades interesadas en acogerse pueden hacerlo en el siguiente enlace: https://empleo.unizar.es/solicitud-de-entidades-practicas-en-el-entorno-rural
Programa 2021
El programa “Desafío” para estudiantes matriculados se desarrolló el pasado verano en Oliete, Monroyo (dos plazas), Ariño (dos plazas), Albarracín, Gea de Albarracín. Una estudiante del Grado de Ciencias Ambientales fue destinada a la Asociación para la recuperación de olivos yermos de Oliete, dos estudiantes del Grado de Terapia Ocupacional realizaron sus prácticas en el Ayuntamiento de Monroyo, un alumno del Grado de Administración y Dirección de Empresas (ADE) en el Ayuntamiento de Ariño, otro del Grado de Fisioterapia estuvo en el Hotel Balneario de Ariño, un estudiante de Historia desempeñó sus funciones en el Ayuntamiento de Gea de Albarracín, y la empresa Queso Artesano de Teruel S.L. contó con una estudiante del Grado de Ciencia y Tecnología de los Alimentos.
“Arraigo”, destinado a titulados en los últimos 3 años que estén vinculados con el territorio, tuvo lugar en Fuentes Claras, Cantavieja, La Ginebrosa, Utrillas y Castellote. Una joven calamochina del Grado en Marketing e Investigación de Mercados fue seleccionada para el Ayuntamiento de Fuentes Claras, un titulado del Grado de Ciencias Ambientales empadronado en Mirambel trabajó en el Ayuntamiento de Cantavieja, la oficina de fomento de desarrollo de las Cuencas Mineras contó con un graduado en Geografía, en el Ayuntamiento de La Ginebrosa estuvo una titulada del programa conjunto de ADE y Derecho, y una joven de Ladruñán del Grado de Magisterio en Educación Infantil realizó su estancia en el Colegio Rural Agrupado Olea en Castellote.

MANUEL RANDO. Presidente de la Diputación de Teruel


SUSANA TRAVER. Diputada de Educación de la Diputación de Teruel


- Te recomendamos -