Inicio Actualidad El proyecto Desafío Arraigo Teruel financiado por DPT acoge a 19 estudiantes...

El proyecto Desafío Arraigo Teruel financiado por DPT acoge a 19 estudiantes en su segunda edición

Rando y Traver hablando con las estudiantes de Desafío Arraigo Teruel en Peñarroya.
La Diputación de Teruel (DPT) ha apostado un año más por el proyecto Desafío Arraigo Teruel que, en su segunda edición, ha acogido a 19 participantes, siete más que el año anterior. Los estudiantes y titulados seleccionados, tanto para el programa Desafío como para Arraigo, desarrollan sus prácticas entre julio y noviembre. Tras el buen resultado en la primera experiencia, la DPT decidió aumentar de 20.000 a 40.000 euros la cantidad aportada para su financiación en la renovación del convenio entre la institución provincial y la Universidad de Zaragoza.
El programa recibió, tras su lanzamiento, más de 130 solicitudes de estudiantes y posgraduados, así como el interés de 40 empresas, entidades y administraciones públicas de la provincia de Teruel. De los 19 beneficiarios, 17 son estudiantes y 2 tituladas. Todos los estudiantes han finalizado ya sus prácticas. Tan solo faltan por concluir su experiencia la posgraduada en Trabajo Social que está desarrollando sus prácticas en el Ayuntamiento de Peñarroya de Tastavins hasta el 22 de septiembre y la titulada en Magisterio que comenzará sus prácticas en el Centro Rural Agrupado Olea de Castellote en octubre.
El presidente de la DPT, Manuel Rando, y la diputada de Educación Susana Traver coincidieron con la posgraduada en Trabajo Social y una de las estudiantes del programa Desafío Teruel en la localidad del Matarraña que, como explicaba el alcalde de la localidad Ricardo Blanch, había decidido participar en el Erasmus Rural con la confianza de poder desarrollar nuevos programas y proyectos de servicio social.
Otros cuatro ayuntamientos participan también en esta experiencia: en Monroyo ha realizado sus prácticas una estudiante de Terapia Ocupacional; en los Ayuntamientos de Valjunquera y Santa Eulalia han acogido a estudiantes de Administración y Dirección de Empresas; y una estudiante de Ingeniería Agroalimentaria y del Medio Rural ha estado en Fuentes Claras.
En su visita a Peñarroya, el presidente Rando felicitó el trabajo impulsado por el Ayuntamiento y atestiguó que “ambas estudiantes están encantadas” con la experiencia. “Todo indica que el proyecto ha vuelto a ser muy interesante y, siendo así, se hará un esfuerzo más”, por renovar este convenio “que beneficia de forma muy diversa a los municipios turolenses al acoger a estudiantes de distintas ramas, que aprenden con nuestros profesionales pero que también aportan sus conocimientos”.
Rando, Traver y Blanch en la visita a Peñarroya.
El alcalde Ricardo Blanch añadió la importancia de “aprovechar el verano para ofrecer esta experiencia a los estudiantes y, a su vez, dar servicio a la población”. En este caso, Sara Escrig, titulada del Grado Trabajo Social, y Lorena Martínez, estudiante de Terapia Ocupacional, pusieron en marcha un proyecto multicomponente con talleres de gimnasia, memoria y manejo de dispositivos tecnológicos, orientado a las personas mayores de la localidad.
Aparte de los ayuntamientos citados, entidades como la Asociación para la Recuperación de Olivos Yermos de Oliete, la Casa Familiar Nuestra Señora de los Dolores, la Asociación de Empresarios Turísticos de la Sierra de Albarracín, la empresa FORGASA, la Asociación para el Desarrollo Integral del Bajo Martín y Andorra-Sierra de Arcos (Adibama), el centro veterinario Coteve o el Centro de Salud de Bronchales, han recibido y formado a estudiantes de Ingeniería Informática, Psicología, Ingeniería Industrial y Desarrollo de Producto, Ingeniería Química, Turismo y Veterinaria.
El proyecto
La iniciativa Desafío Arraigo Teruel tiene como objetivo combatir la despoblación, vertebrar el territorio y contribuir a una mayor creatividad y diversificación de la economía involucrando tanto a los estudiantes y titulados como a las entidades y empresas que ofrecen las prácticas. Por ello, las empresas y entidades que se asignan a los estudiantes tienen dos requisitos principales: deben estar ubicadas en municipios con menos de 5.000 habitantes y su plantilla tiene que contar con menos de 50 trabajadores.
El programa Desafío Teruel, dirigido a estudiantes de la Universidad de Zaragoza sin vinculación con el entorno rural en el que realice las prácticas, ha cubierto este año 17 plazas. Los estudiantes seleccionados han percibido una ayuda económica en concepto del pago del alojamiento, manutención y gastos de desplazamiento, así como una bolsa de ayuda mensual por el desempeño de las prácticas para un periodo de entre 150 y 320 horas.
Por otro lado, el programa Arraigo Teruel está orientado a titulados que residan a menos de 100 km del lugar donde realicen sus prácticas y con una duración máxima de 350 horas. Los dos beneficiarios de este año también han recibido una bolsa de ayuda mensual por el desempeño de sus prácticas y una ayuda para los gastos de desplazamiento.
Desafío Arraigo Teruel ha sido impulsado por la voluntad de la DPT por firmar un convenio con la Universidad de Zaragoza para contribuir al reequilibrio territorial incentivando la llegada de capital humano a los espacios más despoblados y dinamizar su tejido productivo, social e institucional. El convenio seguirá vigente hasta el 15 de noviembre de 2022 .

MANUEL RANDO. Presidente de la DPT


RICARDO BLANCH. Alcalde de Peñarroya de Tastavins


- Te recomendamos -