Inicio teruel La Feria de la Almendra de Valdealgorfa se pospone a primavera por...

La Feria de la Almendra de Valdealgorfa se pospone a primavera por un brote de COVID-19 y las restricciones sanitarias

VALDEALGORFA (TERUEL), 4 (EUROPA PRESS)

El coronavirus ha vuelto a condicionar la celebración de la tradicional Feria de la Almendra de Valdealgorfa, prevista para este fin de semana –5 y 6 de marzo–. Desde el Consistorio ya se trabaja con el Gobierno de Aragón para fijar una nueva fecha, que será en los meses de mayo o junio.

La decisión de posponer la celebración la Feria de la Almendra ha estado marcada por un brote de COVID-19 que se registró en el municipio en enero y por las restricciones impuestas por el Gobierno de Aragón en los primeros meses del año, ha explicado el alcalde de Valdealgorfa, Ángel Antolín, en declaraciones a Europa Press.

“Nos hemos visto obligados a posponerlo”, ha lamentado, y el año pasado ya se tuvo que suspender por otro brote de COVID-19, “más fuerte que el de este año”.

El alcalde ha explicado que el motivo de celebrar este evento en marzo se debe a que son las fechas en las que están en fase de floración los almendros, muy numerosos en la zona. Así, uno de los actos principales era el rally fotográfico, para capturar las mejores instantáneas de este fenómeno y del municipio, que ya no se podrá llevar a cabo.

Por otra parte, ha confirmado que volverá la ‘Tapadilla’, un concurso en que los comercios ofrecen tapas con almendras, algo que ya se hizo también en la anterior edición, así como el resto de actividades previstas, entre las que se encuentras las jornadas y la feria en sí misma, con productos artesanales y material de agricultura relacionado con el fruto protagonista.

“La característica imagen de Valdealgorfa, con tantos almendros en flor, como si fueran un manto blanco que rodeaba la localidad, tendrá que esperar al próximo año, si la COVID-19 nos lo permite”, ha añadido el alcalde.

OTRAS CAUSAS

Ángel Antolín ha comentado que otro factor, en el ámbito local, que ha propiciado el traslado de la Feria de la Almendra es que éste ha sido un “buen año” para la campaña olivarera para los agricultores de la zona, “y en este momento, siguen trabajando las tierras”.

Además, la festividad de San Antón, “muy querida en la zona”, se tuvo que postergar y ha sido el último fin de semana de febrero, de manera que si la feria se hacía en su fecha habitual, había mucha programación seguida y se perdía poder de convocatoria.


- Te recomendamos -