Inicio Actualidad La DPT ampliará los servicios de asistencia a los mayores y apuesta...

La DPT ampliará los servicios de asistencia a los mayores y apuesta por el uso de dispositivos tecnológicos

La diputada delegada de Tercera Edad de la DPT, Rosario Pascual, y Tomás Prieto, representante de Ibernex.
La Diputación de Teruel (DPT) ampliará este año los servicios de asistencia a los mayores y dependientes de la provincia, con una apuesta de futuro por el uso de dispositivos tecnológicos tras los resultados del programa piloto de teleasistencia avanzada en el que han participado 11 hogares del territorio. A un 87% de los usuarios de “Asistenex”, el experimiento puesto en marcha por la compañía zaragozana Ibernex con la colaboración de la DPT que supone la ampliación de los dispositivos de vigilancia y cuidado en el domicilio, les gustaría seguir disponiendo de esta tecnología. Señalan que les aporta seguridad, independencia y tranquilidad y otorgan la máxima nota al servicio de llamadas “Call Center” y 3 puntos sobre 5 al de “llamadas agenda”.
Asistenex se ha repartido en 27 domicilios en Aragón, distribuidos en un 30% en el entorno rural y en un 70% en poblaciones de más de 10.000 habitantes. En la provincia de Teruel se ha instalado durante un año en 11 domicilios, tres situados en la comarca de Gúdar-Javalambre, otros tres en la comarca Comunidad de Teruel, uno en Andorra-Sierra de Arcos, tres en el Bajo Aragón y uno en el Matarraña.
La diputada delegada de Tercera Edad de la DPT, Rosario Pascual, ha explicado los detalles de este proyecto junto a Tomás Prieto, representante de Ibernex. Asistenex buscaba, según ha detallado Pascual, “mejorar el bienestar y la autonomía de nuestros mayores, así como predecir situaciones de riesgo y aportar tranquilidad a cuidadores y familiares”.
Pascual ha comentado que este proyecto “puede complementar el servicio de teleasistencia de la DPT”, dada su buena acogida y la integración de este tipo de tecnología en los domicilios. De hecho, la actual concesión del servicio de teleasistencia ya ofrece la posibilidad de instalar dispositivos de detección de fuego, humo, gas o movimiento, así como geolocalizadores.
Asimismo, la diputada ha hecho referencia a otro proyecto piloto en colaboración con el Gobierno de Aragón de telemedicina, para el que se ha abierto una partida económica de 100.000 euros. “Pretendemos ampliar la asistencia remota con nuevos programas para seguir mejorando la calidad de vida y el bienestar de nuestros mayores, así como alargar su permanencia en los municipios, que son los fines que perseguimos”, ha dicho Rosario Pascual.
La institución provincial también está trabajando en un convenio con el Colegio de Farmacéuticos de Teruel para desarrollar un proyecto de servicio profesional farmacéutico-asistencial que facilite la dispensación de medicamentos semanal a los usuarios que viven solos en el ámbito rural, y que se iniciará en poblaciones de menos de 500 habitantes.
Nuevo modelo
El piloto Asistenex ha ofrecido un nuevo modelo de cuidado asistencial en domicilios para aquellas personas que necesitan una ayuda adicional en su vida diaria. Los participantes han sido personas en su mayoría sin ninguna patología (un 16%), así como con hipertensión arterial (16%), enfermedades en las articulaciones (13%) o diabetes (9%), entre otras. Los usuarios son la tercera edad, los pacientes crónicos, las personas convalecientes, las que necesitan cuidados paliativos, las que tienen enfermedades psiquiátricas y los colectivos vulnerables.
Este tipo de tecnología presenta diferentes dispositivos. Uno es de comunicación, con un panel de control con botón SOS para la recepción de llamadas y alarma por voz. También tiene detectores pasivos: de puerta abierta por contacto, que genera patrones de actividad y accesos a la vivienda, detector de movimiento y sensor de humo. Así como detectores activos, como un colgante que detecta una caída cuando el usuario lo lleva encima y un detector de caídas por radar, que las detecta de forma no invasiva en una habitación.
“El modelo actual de teleasistencia es uno de tipo reactivo, por lo que la clave era convertirlo en proactivo, para anticiparnos a lo que puede llegar a pasar, poniendo atención en los algoritmos que tenemos que desarrollar para anticiparnos al comportamiento”, ha indicado Tomás Prieto.
El asistente virtual realiza la gestión de eventos y alarmas, ya que a través de dispositivos no intrusivos, ha monotorizado la actividad en el domicilio y parámetros vitales, permitiendo generar alarmas que se han anticipado a posibles problemas. Asimismo ha realizado llamadas de seguimiento a los usuarios para situaciones como un aviso de toma de medicación o seguimiento por infección de Covid-19.
“Mediante una red de sensorización no invasiva instalada en el domicilio, hemos sido capaces de mejorar el bienestar y la autonomía de las personas mayores o en situaciones de vulnerabilidad, detectando y prediciendo posibles situaciones de riesgo, además de aportar tranquilidad a sus seres queridos y cuidadores”, han explicado desde Ibernex, empresa perteneciente al Grupo Pikolin que diseña, fabrica y desarrolla tecnología con garantía aplicada a los cuidados de la salud.
Las necesidades y objetivos de Asistenex es mejorar el bienestar y la calidad de vida de las personas mayores o en situaciones de vulnerabilidad y de sus familias, cubrir de forma telemática las necesidades sanitarias de aquellas personas que no tengan fácil acceso a centros médicos, tanto por impedimentos de salud como por vivir en zonas rurales o deslocalizadas, y reducir los costes asociados a la asistencia de estas personas y dar sostenibilidad al territorio.

ROSARIO PASCUAL. Diputada de Tercera Edad de la DPT


- Te recomendamos -